El director del FBI critica las medidas de seguridad anunciadas por Apple y Google

James-Comey-Official-Portrait-High-Res

James-Comey-Official-Portrait-High-Res

El director del FBI, James Comey, ha realizado duras críticas sobre las nuevas medidas de seguridad que tanto Apple como  Google anunciaron para sus nuevos sistemas operativos. En ambos casos, la idea es la de evitar contar con puertas traseras que permitan a Apple o Google descifrar la información de estos dispositivos en caso de que los gobiernos y sobre todo el de EE.UU. lo solicite.

Lo que me preocupa es que estas empresas están comercializando algo que está expresamente dirigido a que la gente se sitúe al otro lado de la ley“. Aunque Comey admitió que es necesario un diálogo para mejorar ciertas áreas actuales, cree qeue “llegará un día en el que importe mucho para las vidas de la gente que volvamos a tener acceso [a esos dispositivos]“.

Las medidas de seguridad impuestas por Apple y Google ponen en manos del usuario toda la responsabilidad a la hora de cifrar sus datos y protegerlos en las nuevas versiones de sus plataformas móviles, iOS y Android, y eso impide que las peticiones judiciales obliguen a los responsables de dichas empresas a tratar de desvelar todos los contenidos disponibles en dispositivos móviles de personas investigadas.

Esta media me parece muy loable ya que todos tenemos derecho a la intimidad, aunque algunos países crean lo contrario.

Comey indicó que directivos del FBI ya han iniciado el contacto con Google y Apple para discutir estas medidas y tratar de dialogar sobre dichas implementaciones. Según Orin Kerr, un abogado y profesor en la Universidad George Washington, las medidas de esas empresas son desproporcionadas: “la rabia se ha dirigido a la vigilancia masiva y sin peticiones judiciales, y este es un contexto muy distinto“. Kerr hacía referencia clara al descubrimiento de los programas de espionaje y monitorización masiva de la NSA que han provocado una enorme preocupación por parte de los usuarios, que ven amenazada su privacidad.

El principal problema con la NSA es que creen que tiene derecho todo y sobre todos y eso no le justa a mucha gente.

Vía :  The Washington Post

Deja un comentario